7 consejos para PYMES que contratan por primera vez

Contratar al empleado adecuado es todo un reto. Si eres el dueño o dueña de una startup o PYME y es la primera vez que contratas, te darás cuenta de que es un proceso complicado, cargado de estrés y presión. Sin duda, estamos ante una de las decisiones más importantes que vas a tomar, ya que la diferencia entre un buen empleado y uno malo puede afectar seriamente la productividad de tu negocio, hacerte perder tiempo y dinero. Por eso, te dejo algunas reglas que pueden ser de utilidad  a la hora de elegir al candidato ideal.

join-our-team
Imagen:Gettinhired.com

1.Busca gente comprometida. Necesitas una persona que de verdad se implique con tu modelo de negocio. Evita aquellos potenciales empleados que cambian de puesto cada dos por tres sólo movidos por el salario. Si un candidato no es leal a ninguna compañía tampoco lo será a la tuya. Comprueba en su curriculum cuanto tiempo dura en cada trabajo y si ves que cambia a los pocos meses, no es la persona adecuada.

2. Busca a alguien con un perfil diferente a ti. Encuentra a personas que sepan hacer lo que tu no sabes hacer. Y que suplan las carencias de la empresa. No se trata de duplicar esfuerzos. Así de sencillo.

3. Y que comparta los valores de la empresa. Vale, eres una compañía pequeña, quizá estés trabajando en definir cuál es la cultura de tu empresa. Pero seguro que tienes una serie de valores que son sagrados. Recuerda que las habilidades se enseñan, los valores no. 

4. Ofrece compensaciones con  las que grandes empresas no puedan competir. Aunque no lo creas, un potencial empleado puede sentir que será más valorado en una empresa pequeña que en una gran multinacional. Los pequeños negocios tienen que ofrecer una compensación competitiva a sus empleados. Deben sacar provecho de sus ventajas con respecto a grandes compañías. Por ejemplo, pueden ofrecer mayor flexibilidad de horarios o hacer partícipes a sus empleados del proceso de toma de decisiones. Sentirán que pueden crear un cambio en tu empresa mientras que en grandes compañías pueden verse frustrados.

5. Se metódico. Haz las preguntas correctas (deja a un lado todo aquello irrelevante del tipo, “si pudieras elegir un animal”)  y oferta el puesto de forma precisa. Los dueños de la pequeña empresa tienen que saber exactamente lo que están buscando y cuáles son las responsabilidades que exige la posición. Por ejemplo,  los roles en una posición de Director General en una startup pueden ser muy distintos de los roles de la misma posición en una compañía líder del High Tech, aunque sea la misma industria.

6. Atento a los becarios. A lo largo de mi trayectoria profesional he visto como aquellos que empezaron como becarios se han acabado siendo directivos. Si antes de buscar empleados has contado con estudiantes en prácticas, tenlos muy cuenta a la hora de contratar. ¿Por qué? Conoces su forma de trabajar,  fortalezas, debilidades, conocimientos, actitud, e incluso tienes evidencias de ello. Te aseguro que si un becario trabaja bien y tiene actitud, es el mejor candidato.

7. Si has contratado a la persona equivocada, actúa rápido. En las empresas pequeñas el daño que puede hacer un mal empleado es mayor. Tienes que contratar de forma inteligente  y ser minuciosos en el proceso.  Y  sí las cosas van mal, por duro que parezca, despedir rápido. Por supuesto, respetando los convenios establecidos. Pero ataja el problema o pasará factura a todo el equipo.

La piedra angular de  DIPCOM CORPORATE, S.L, compañía que dirijo, es la gestión y retención de talento. Contamos con los mejores profesionales del sector porque sabemos que lo más importante de nuestra consultoría de reflotamiento de empresas en crisis es el valor humano.

Valora este artículo