Emprendimiento híbrido: saca tu idea adelante sin arriesgarlo todo

Cada vez hay más profesionales que se decantan por el emprendimiento híbrido.  En un momento en el que la flexibilidad en el entorno de trabajo es cada vez mayor, para muchos, estamos ante el perfil laboral del futuro. A modo de resumen diremos que el emprendimiento híbrido consiste en emprender mientras se trabaja por cuenta ajena, algo así como ser emprendedor  a tiempo parcial.

Se trata de querer sacar nuestra idea adelante sin arriesgarnos a dejarlo todo. Es un primer paso para iniciar nuestra aventura empresarial, para ver si funciona o no. Y también, para probarnos a nosotros mismos. “¿Estoy preparado para luchar por mi proyecto con todas las consecuencias que esto conlleva?”, nos preguntaremos.

Puede ser que el emprendedor descubra en este proceso que tiene una opción real de negocio al ver que los primeros resultados son prometedores. O puede ser que en los primeros meses descubra que esta opción no es tan viable como esperaba.

Este proceso puede resultar especialmente atractivo para personas inconformistas, con alto nivel de creatividad y ambiciones profesionales que no terminan de llenar con sus puestos de trabajo.

Razones para decantarse por esta práctica 

-Conseguir un sueldo extra. Tener un proyecto personal puede ser una fuente de ingresos considerable. Aunque no suele ser este el principal motivo, siempre ayuda.

-Beneficios no monetarios. La satisfacción de cumplir nuestro sueño y  de luchar por nuestra pasión no se paga con dinero. A muchas personas, ver como su negocio va creciendo gracias a su esfuerzo les entusiasma más que su propio trabajo diario. Es un reto personal y, en el fondo, una liberación.

-Proceso de transición. El emprendimiento híbrido suele servir de puente hacía el empleo por cuenta propia. Un camino seguro y firme para los que no están del todo convencidos o tienen miedo a fracasar. También para aquellos que no cuentan con los fondos suficientes en esta primera etapa. Recordemos que  el coste de pasar del trabajo remunerado al trabajo por cuenta propia puede ser significativo y podría implicar la pérdida de algunos beneficios, como la jubilación o el subsidio por desempleo.

12-sorprendentes-signos-empresario

Las ventajas

-La pasión es el motivo por el cual emprendemos. Probablemente en nuestro puesto actual ganemos dinero. Pero no nos sentimos satisfechos. Un claro ejemplo es el de Felicia Joy, una emprendedora norteamericana reconocida internacionalmente que  hizo ganar $.50 millones a las diversas organizaciones y empresas en las que trabajo antes de lanzar su propia compañía. Su libro“Emprendedores híbridos como el trabajador de clase media puede golpear la lenta economía, ganar un dinero extra y reclamar el sueño americano”,  es un auténtico éxito de ventas.

-Ves una oportunidad y puedes sacar provecho de ella. No es la necesidad lo que te impulsa, es que es el momento para emprender. Tienes un modelo de negocio en la cabeza. Es aquí y ahora y no puedes dejarlo pasar.

-Estás más relajado, no sientes presión. Lo haces de forma gradual, porque no te lo juegas todo  una sola carta. Siempre podrás seguir ganándote la vida con tu trabajo actual en caso de que no consigas triunfar. Esa menor presión también te facilitará dejarlo (si es que crees que ha llegado el momento) o redefinir tu estrategia.

-Harás nuevos contactos. Tanto junto con tus compañeros, como con otros emprendedores, puedes crear una red de contactos extensa, que te ayudará a triunfar en tu aventura empresarial.

Las desventajas

No has de poner muy altas expectativas. Si no puedes dedicarte a ello de forma completa, puede que las ganancias tarden más en llegar e incluso que el proyecto se estanque en alguna etapa.  Has de ser consciente de tus posibilidades y tener paciencia. No vas al mismo ritmo que los emprendedores que trabajan 24-7, pero puedes lograrlo.

-Puede que no funcione y que nos frustremos. Puede que no sea lo que esperabas. Pero eso no puede afectar a tu puesto laboral. Debemos relativizar y ser positivos. No hay que desanimarse, sobre todo en los primeros meses. No nos va la vida en ello.

-Te exigirá mas esfuerzo. A la jornada laboral de ocho horas hay que sumarle otras tantas para tu proyecto personal. Esto significa que, sobre todo duramente la primera etapa, tengas que renunciar a otras actividades y/o que tu vida familiar puede verse afectada. Pero todo puede compaginarse, con organización, disciplina, y sobre todo, sabiendo que estamos llevando a cabo aquello que nos hace realmente felices.

En DIPCOM Corporate creemos en los emprendedores. Sabemos que toda buena idea puede llevarse a cabo con éxito, independientemente de las circunstancias.  Desde nuestra consultora ofrecemos apoyo a emprendedores y startups y ayudamos en el desarrollo del Plan de Negocio y a buscar financiación e inversores.