Pros y contras de la externalización del departamento de Recursos Humanos

Hace muy poquito dejábamos claro que, en la actualidad, el área de Recursos Humanos se había convertido en una de las más importantes de una empresa. En su momento hablábamos sobre cómo mejorar la productividad gracias a la motivación de los empleados. Hoy nos toca hablar de otro tema muy relacionado: el outsourcing, o externalización, del departamento de Recursos Humanos. Y es que, en ocasiones, dejar este departamento en manos de otros profesionales puede dar sus frutos. Pero, ojo, no siempre es así. Al igual que hay ventajas, existen también inconvenientes.

El outsourcing o externalización de los recursos humanos es un término que se ha acuñado a la contratación de personal a través de una empresa externa o subcontrata. Se entiende que este tipo de operación empresarial libera a un negocio de tareas administrativas que pueden ser desempeñadas por empresas especializadas. La empresa, de esta manera, ahorra costes, gana flexibilidad y mantiene los recursos financieros enfocados en los entresijos propios del negocio.

Sin embargo, tenemos que entender una cosa: la externalización, hoy en día, no se trata sólo de un ahorro en los costes; es una herramienta estratégica que está transformando el mundo empresarial de manera global.

Estudios recientes -y no tan recientes- han dejado entrever que cada vez hay más empresas que estarían dispuestas a externalizar su departamento de Recursos Humanos. Hace tan solo tres años, el documento “Desafíos y soluciones de RR.HH.” apuntaba que dos de cada tres negocios que habían externalizado sus servicios se habían ahorrado alrededor de un 50% de los costes.

Esta tendencia a externalizar áreas de la empresa se debe a un objetivo en concreto: el ahorro de costes. Sin embargo, no hay que olvidar que la gestión relacionada con los cumplimientos laborales y los cambios legislativos es cada vez una tarea más ardua y peliaguda. Se convierte en una necesidad trabajar codo con codo junto a un departamento de Recursos Humanos que sea absolutamente competente. Es decir, el hecho de externalizar algunas tareas administrativas no significa que tengamos que despreocuparnos por completo de este área. Seguirá siendo necesario tener a profesionales de recursos humanos que se esfuercen por gestionar la plantilla y por realizar cursos de formación, entre otras muchas tareas.

De todas maneras, en un próximo post veremos cómo más de un 90% de las empresas se decantan por externalizar parte de la formación que dan a sus trabajadores. Aunque eso no significa que no haya un seguimiento de la formación dentro de la propia empresa… Una cosa es externalizar tareas y otra es “limpiarse las manos”, como quien dice.

 

imagesVENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA EXTERNALIZACIÓN DEL DEPARTAMENTO DE RECURSOS HUMANOS

Como hemos dicho anteriormente, la externalización del departamento de Recursos Humanos se pude mirar desde distintos puntos de vista.

Entre los inconvenientes, cabe la posibilidad de que los empleados contratados mediante una empresa externa no se sientan igual de involucrados en el equipo de trabajo. Como ya hemos dicho en posts anteriores, es importante aunar esfuerzos con el fin de que todos los trabajadores sientan que forman parte de la empresa. Esto aumentará la productividad de los empleados. Pero, en realidad, este inconveniente no tiene por qué darse si sabemos crear un buen ambiente de trabajo.

También es cierto que una rotación de empleados constante se traducirá en tener a trabajadores que nunca estarán del todo especializados, algo que tenemos que tener en cuenta en determinados puestos de trabajo. Otro inconveniente de este tipo de estrategia empresarial sería que al delegar parte de las funciones a una empresa externa podría perderse algo de control. Esto se puede traducir en empleados que no casen con el perfil que buscamos. Por ello, es necesario buscar una buena subcontrata de Recursos Humanos que sepamos que va a encontrar a los trabajadores idóneos.

Es obvio que cuando gestionamos todas las áreas de nuestro negocio nos es más sencillo -o creemos que es más sencillo- estar al tanto de todos los pormenores. Sin embargo, podemos ganar mucho aprendiendo a delegar funciones en otros profesionales que se dedican exclusivamente a tareas que a muchas empresas les causa muchos costes. Y, como hemos dicho, externalizar no significa olvidarse por completo de un área.

La ventaja más conocida de la externalización de Recursos Humanos se encuentra en la disminución de gastos que genera la contratación de personal. Además, los esfuerzos que antes se dirigían a tareas administrativas ahora pueden enfocarse en otras áreas de la empresa que nos ayuden a mejorar el crecimiento de esta. También es cierto que contar con profesionales especializados en los recursos humanos puede resultar una ventaja, ya que pueden agilizar el proceso ante imprevistos y convertirnos en un negocio más competitivo.

Y AHORA… ¿QUÉ PASO DOY?

Para que la externalización del departamento de RR.HH. se cumpla con éxito se ha de realizar un análisis detallado de la empresa que determine la viabilidad de la operación. Siempre repito que hay que ser cautelosos a la hora de actuar, ya que no hay que dar por hecho que siempre vamos a obtener frutos.

Es necesario que estudiemos bien los costes y demás pormenores que giran alrededor de un área de Recursos Humanos. Es obvio que cada empresa tiene una casuística distinta, y eso se ve fácilmente traducido en el número de trabajadores que hay en plantilla, la formación que tienen, etc.

También es necesario evaluar concienzudamente los grupos de outsourcing para encontrar el que mejor nos conviene. Para saber si nos conviene pactar con una empresa externa, es necesario evaluar los costes a corto y largo plazo y observar el balance final. Es importante que la empresa de outsourcing con la que trabajemos disponga y presente sistemas y procesos de control de calidad que garanticen un óptimo servicio.

Los especialistas de DIPCOM CORPORATE te pueden ayudar a evaluar los pros y contras de una decisión empresarial de tal envergadura. Para nosotros, el capital humano es nuestro valor añadido, y por ello entendemos la importancia del área de Recursos Humanos. En DIPCOM CORPORATE contamos con expertos independientes que se encargan de planificar y controlar de forma permanente la “salud financiera” de la empresa, codo con codo junto al empresario, ayudándole a tomar las decisiones necesarias para garantizar el equilibrio financiero en el corto, medio y largo plazo.