Mejorar la productividad motivando a los empleados

La importancia de los recursos humanos ha ido variando a lo largo de la historia. Hoy en día, se ha demostrado que el área de recursos humanos es uno de los más importantes de una empresa. Pero hubo un tiempo en el que los trabajadores no eran más que peones, solo valorados según términos de productividad o, mejor dicho, según horas de trabajo. Pero, por fortuna, esta concepción ha ido variando con el tiempo.

El sistema de trabajo que concebimos hoy en día es, en parte, un legado de algunas de las técnicas que implementó Henry Ford. Este inventor, creador de la producción en cadena, tuvo una visión innovadora con respecto al trabajo. Supuso que unos trabajadores con mayor salario y menos horas de trabajo incentivarían la sociedad de consumo, lo que beneficiaría a la economía y, por ende, a su empresa. Pero, además, se dio cuenta de que unos trabajadores motivados adquirirían una productividad mayor. Para ello, realizó actividades de formación, impulsó el deporte entre los empleados, creó asociaciones, etc. Finalmente, todas estas técnicas supusieron que la productividad de la empresa fuese mayor, incluso cuando los empleados trabajaban menos horas.

TRABAJAR MÁS NO SIEMPRE SIGNIFICA PRODUCIR MÁS

Y es que hasta el mismo concepto de productividad ha cambiado. Hoy en día, se siguen haciendo experimentos muy parecidos a los de Ford. No es de extrañar ya que, según la Organización Internacional del Trabajo, el estrés causado por el trabajo reduce hasta un 3% el Producto Interior Bruto (PIB). Suecia es uno de los principales escenarios en los que se buscan nuevas maneras de motivar a los trabajadores. Por citar un ejemplo significativo, las instalaciones de Toyota en Gotemburgo implantaron la jornada laboral de seis horas diarias para mejorar la eficacia de sus trabajadores. Por lo visto, desde que impusieron los dos turnos de seis horas, ha habido menos reclamaciones por parte de los clientes y menos bajas entre los empleados. Además, la productividad se incrementó en un 25%.

También en Gotemburgo se hizo algo parecido en una residencia de ancianos. Desde que las enfermeras comenzaron a trabajar seis horas diarias -cobrando el mismo salario-, se pidieron menos bajas por enfermedad y depresión y se aumentó la productividad.

El magnate Carlos Slim es consciente de ello y ha anunciado reiteradamente que quiere implantar la jornada laboral de tres días. Eso sí, con once horas de trabajo cada día. El multimillonario asegura que cuatro días libres a la semana mejorará la calidad de vida de los trabajadores y supondrá nuevas formas de consumo. Es decir, por un lado los trabajadores serán más productivos y por otro habrá más clientes potenciales y más actividades económicas.

TRABAJADORES MOTIVADOS, MEJOR AMBIENTE LABORAL Y MÁS PRODUCTIVIDAD

Pero, para entender cómo la motivación repercute directamente en el trabajador, vamos a citar otro ejemplo que nada tiene que ver con los que hemos señalado anteriormente. Según el estudio “The effect of music listening on work performance” -de la investigadora Teresa Lesiuk-, el hecho de escuchar música en el trabajo potencia la productividad de los trabajadores. Algo tan sencillo como dejar que el empleado se ponga los cascos o encienda la radio podría mejorar su rendimiento. Aunque, obviamente, no en todos los trabajos se puede escuchar música. Sin embargo, este estudio sirve como ejemplo para darse cuenta de cómo el ambiente de trabajo determina la productividad.

Es sabido que una empresa con grandes capitales y buenas instalaciones se quedaría en nada si no contase con capital humano. Para que una empresa tenga éxito ha de tener empleados bien dirigidos, formados y motivados.

personnel-file-28116_640LOS OBJETIVOS DE LOS RECURSOS HUMANOS

Como decíamos al principio, hoy en día se considera necesario que el empleado se sienta valorado, y no solo se sienta como un simple peón. Por esta razón es tan importante una correcta gestión de los recursos humanos. A continuación vamos a hacer una lista de factores que hay que tener en cuenta a la hora de intentar mejorar nuestro departamento de recursos humanos:

  • De primeras, es necesario encontrar a los empleados adecuados para la tarea que les queremos encomendar. Hay que estudiar detenidamente la formación, habilidades y actitud de los futuros empleados y comprobar si casan con el puesto que queremos cubrir. Para ello tenemos que saber exactamente qué necesitamos.
  • Hemos de intentar que todos los empleados sientan que forman parte de la empresa. Es necesario hacerles ver que juegan un papel importante todos y cada uno de ellos.
  • Hay que saber cómo retener a los empleados. Tenemos que entender que una fuga de trabajadores se debe al mal funcionamiento de la empresa. Un trabajador motivado, bien retribuido y cómodo en la empresa no tendría por qué marcharse.
  • Hemos de incentivar el desarrollo y autorrealización de cada empleado.
  • También es importante capacitar y formar a los empleados constantemente. La sociedad cambia infatigablemente, por lo que es necesario que los empleados renueven sus conocimientos y habilidades de manera continua. Esto facilitará su trabajo en la empresa.
  • Trabajar para conseguir y mantener un buen clima de trabajo. Los conflictos entre empleados afectan de manera directa a la empresa y reducen la productividad, además de que pone en riesgo la permanencia de los trabajadores en el negocio.
  • También resulta interesante reforzar la comunicación entre los empleados y la cúpula directiva.
  • Además, tenemos que dejar todos los trámites jurídicos y administrativos bien gestionados y claros.
  • Recordad también que el personal de recursos humanos ha de saber cómo transmitir los valores de la empresa a los empleados.
  • Y, desde luego, hay que seguir de manera fehaciente todas las normas de seguridad en el trabajo.

Todos estos consejos han de servir para tener una plantilla adecuada, motivada y comprometida con la empresa. No olvidemos que sin trabajadores no hay negocio.

En DIPCOM CORPORATE, nuestros empleados son nuestra base y también la de todas aquellas organizaciones que solicitan nuestros servicios. Para nosotros, el capital humano es nuestro valor añadido. Sabemos perfectamente que es necesario contar con profesionales que nos aporten creatividad, y no solo horas de trabajo. Empleados que aporten talento, que impulsen a la empresa a mejorar, que se encuentren motivados y sean capaces de resolver problemas. Empleados que nos reten a seguir mejorando día tras día.

Mejorar la productividad motivando a los empleados
Valora este artículo