Cuatro siglas fundamentales para atraer visitas a nuestra web.

El mundo de la comunicación está siendo sometido a su mayor mutación de la historia. Nunca se habían producidos tantos cambios en tan poco tiempo. La llegada de la digitalización ha provocado una nueva forma de comunicación de los individuos con las marcas, ya no se trata de un monólogo unidireccional, el paradigma comunicativo ha cambiado. Los nuevos medios nos han traído la transparencia, con ello las marcas se han visto obligadas a mejorar el valor que ofrecen a sus consumidores y a considerar sus opiniones.

¿Cómo puedo conseguir promocionar mi marca en Internet?

Os estaréis preguntados en qué consiste este nuevo paradigma de la comunicación y cómo afecta a mi marca. Partimos de tres tipos de contacto entre comunicación consumidor- marca: Talk, Think y Trust. En Talk la marca habla con el consumir de forma unidireccional, mencionado antes, a través de medios de comunicación, patrocinadores o publicidad exterior. En Think, la marca y el consumidor dialogan juntos, piensan e interactúan para mejor la marca. La digitalización ha hecho que los canales Think cobren mucha más importancia en la relación marca-consumidor. Por último, Trust, serían conversaciones y puntos de contacto que afectan de forma indirecta a la marca, con las redes sociales estos medios se han vuelto muy poderosos. Teniendo estos tres medios coordinados y estructurados se consigue confianza y valor para la marca, de lo contrario nuestra reputación online podría jugarnos una mala pasada en la cuenta de resultados de la empresa.

Cuando el sujeto inicia un proceso de decisión de consumo va a utilizar elementos de los tres ejes. Hoy, vamos a centrarnos en el segundo proceso Think, es decir, medios donde el consumidor dialoga con la marca, como los buscadores web. El control de estos intermediarios va a estar determinado por la constancia de la marca en tener un buena reputación y  un posicionamiento web optimizado en buscadores y redes sociales a través de unas sencillas herramientas.

¿Cómo subimos las visitas a nuestra web?

Lo primero que tenemos que tener claro es que estamos haciendo marketing, por lo tanto, al tratarse de un soporte online es Marketing Digital. Este tipo de marketing se diferencia del tradicional principalmente por el cambio de soporte de trabajo. Todas las herramientas de marketing tradicional son llevadas a la web, presentando el producto en este entorno. Las reglas del juego cambian-por lógica- entrando otros canales de atracción para captar nuevos clientes a nuestra página.

El buscador más popular de la web, Google, es también la página más visitada del mundo. Se estima que se realizan alrededor de 3 billones de búsquedas al día a través de este motor. Para tener una buena posición en los resultados de una búsqueda relacionada con nuestra marca o actividad empresarial, incluso para que nuestro blog personal aparezca en los primeros puestos de dicha búsqueda, no paramos de escuchar varios conceptos que por su similitud pueden dar lugar a confusión. Hoy, vamos hacer un recorrido breve por sus siglas, para explicar sus usos principales, cómo podemos aprovecharlos al máximo y por qué son tan importantes en el mundo empresarial contemporáneo.

SEO SEM SMO

¿Qué es SEO? SEO es el diminutivo del término “Search Engine Optimization”, en inglés. Traducido literalmente significa Motores de Búsqueda o Posicionamiento Natural en Buscadores, como Google. Es un proceso que no es de pago-diferencia fundamental con SEM- sino que somos nosotros los que trabajamos para posicionar nuestra web en los buscadores. Para entendernos, el SEO consiste en conseguir que Google rastree tu página y la guarde dentro de su inmensa base de datos para cuando alguien haga una búsqueda sobre tu tema esta aparezca en las primeras posiciones de resultados. Para llegar a  esta fase hay numerosas herramientas, destacaremos el uso de palabras claves (Keywords) en el contenido, para ayudar a Google a comprender la temática de la página y así asociarla a una búsqueda u otra. También influye la información que no ve el público a simple vista, estos son los metadatos como el título, Dirección URL y Meta Descripción o resumen del contenido web, enlaces externos, imágenes utilizadas, entre otros. Dependiendo del esfuerzo que dediques a la optimización de tus contenidos, Google te recompensará mostrando tu web en las búsquedas relacionadas con tus Keywords, trayendo tráfico gratis a tu página.

¿Qué es SEM? Son las siglas de “Search Engine Marketing”, traducido como Posicionamiento de Inversión Publicitaria. En esta ocasión tendremos que rascar los bolsillos y pagar para realizar una campaña publicitaria en buscadores. Cuando la competitividad es muy alta y aun así tenemos una buena optimización del SEO se necesita un empujoncito para aparecer en las primeras páginas de búsqueda. A la hora de lanzar una campaña hay que tener en cuenta otros factores a parte del económico, entre ellos destacan; definir nuestro servicio a publicitar, conocer el target, hacer una estrategia de análisis sin olvidar que la página tiene que venderse sola y, lo que más nos interesa, la optimización a largo plazo para que la inversión no haya sido en vano. En el caso de Google presenta una plataforma Google Adwords, la más rentable en el caso de España, para la motorización de una estrategia SEM.

¿Qué son SMM y SMO? Son dos términos relativamente nuevos, Marketing en Medios Sociales y Posicionamiento en Medios Sociales, respectivamente “Social Media Marketing” y “Social Media Optimization” en inglés. Las empresas usan los canales de comunicación social (blogs, perfiles, videos) para interactuar y promocionar sus contenidos, accediendo a un tipo de público adepto a consumir estas plataformas virtuales. Facebook, Twitter, Lindekin, Google +, son solo algunas de las redes más importantes donde las empresas han decidido anunciarse como una nueva forma de publicidad. Además, la creación de un perfil en las diferentes redes permite interactuar con el cliente debatiendo, opinando, es decir, intentar estar a la misma altura del usuario dando feedback.

Varios estudios han comprobado que el 80% del tráfico que llega a una página web lo hace a través de buscadores como Google, Yahoo, Bing o Ask. Sin estas técnicas de marketing digital una empresa no logra el mismo tráfico que si las utiliza para posicionarse adecuadamente en internet. Una buena reputación puede atraerte cientos de clientes, sin embargo, una mala fama online puede cerrar el chiringuito o hacer más difícil que los clientes confíen en la fidelidad de una marca. Como se solía decir hasta hace poco, “sino estás en internet no existes”. Ahora, si no estás bien situado en internet, eres invisible.

Valora este artículo