Las 10 cualidades de los grandes directores financieros

¿Qué les viene a la cabeza cuando hablo de un director financiero? Probablemente tareas administrativas, auditorias, números, números y más números. Esta imagen podría ser válida hace unos años, pero actualmente el rol del director financiero está experimentando un proceso de transformación. Su papel trasciende de las propias finanzas y el factor decisivo en este cambio es el valor estratégico que aportan a las empresas.

A estas alturas del cuento no es extraño que  la función financiera tenga cada vez más peso en la gestión de las compañías. Entre las funciones de los Chief Financial Oficcers (CFO´s) destacan la contabilidad o el cierre de estados financieros, de toda la vida, claro. Pero a esto añadimos, por ejemplo, funciones como estudiar la estructura financiera óptima, representar a la empresa en sus relaciones con organismos privados y públicos en materia económico-financiera o gestionar y analizar la información financiera para maximizar el valor de la empresa. A la hora de definir esta figura también hay muchos factores intangibles clave, como la gestión de talento, las dotes de comunicación o la ética.

En pocas palabras, la responsabilidad y las competencias del director financiero son cada vez mayores y con ellas, ha aumentado también el nivel de exigencia a la hora de contratar a los mejores profesionales. El listón está muy alto. Entre las características que definen a un buen CFO destacan las siguientes:

1. Tienen capacidad de operar con una visión global. Un buen CFO sabe que una estrategia de valor para las empresas incluye no sólo factores económicos, también sociales y ambientales. Por ello, debe coordinarse con los demás directores de área para articular un proyecto global. Entienden la actividad de la empresa desde una perspectiva integral y nunca aislada.

2. Devoran información. Los buenos directores financieros acuden a todas las fuentes de información disponibles: conocen las políticas de inversión y financiación de la empresa, las de la competencia, las tendencias del mercado de capitales… En definitiva, un buen CFO conoce su empresa y su entorno igual o incluso mejor que el propio director ejecutivo.

3. Saben gestionar talento. La profesionalidad y la valía del equipo responsable de finanzas es crucial para el éxito de la empresa. Por ello, no es casualidad que se invierta una gran cantidad de su tiempo en la búsqueda, gestión y retención de talento.

4. Son estrategas. Implantan estrategias sólidas. El objetivo es asegurar un eficiente aprovechamiento de los recursos financieros de la empresa, y en última instancia, sacar el máximo partido de los mismos. Está de más decir que estas estrategias deben compartir siempre la visión de la compañía.

5. Están en continuo proceso de aprendizaje. Los directores financieros reciclan continuamente sus conocimientos, adaptándose a los cambios en el comportamiento del consumidor, la tecnología,o las normativas vigentes. Deben contar con una perspectiva interior (la inversión en la empresa) y otra exterior (la búsqueda de financiación en el mercado de capitales). Esto exige que conozcan la teoría y la práctica de los mercados monetarios y de capitales.

6. Gestionan el riesgo. La capacidad de identificar, cuantificar y gestionar con confianza el riesgo facilita la toma de decisiones de la dirección. Esto es especialmente importante, por ejemplo, en procesos de expansión de la compañía o en mercados emergentes donde vemos oportunidades de crecimiento, pero también posibles peligros. Ser capaces de afrontar riesgos calculados es una cualidad clave de los grandes líderes.

7. Poseen capacidad de comunicación, gestión y liderazgo.  Los CFO´s deben cuidar la comunicación con su equipo, definir las responsabilidades y compromisos de cada área y primar la colaboración. Tienen que establecer buenas relaciones de negocios con todos los niveles de la empresa y no sólo con el director general. No un tema baladí, de hecho, una encuesta realizada por el Centro de Estudios Financieros (CEF) arrojó las diez características que un director financiero debe tener y -sorpresa- las dos principales fueron manifestar confianza en sus colaboradores (48%) y dialogar de forma abierta con sus colaboradores (43%).

8. Tienen capacidad analítica. No sólo han de ser capaces de examinar los hechos pasados, sino también, en la medida de lo posible, prever nuevas tendencias futuras. En este marco, son importantes la  planificación financiera y presupuesto de tesorería, así como la gestión y el control del endeudamiento.

9. Son negociadores natos. La selección y negociación de las fuentes de financiación idóneas para la empresa son cruciales. Hay que establecer las condiciones más favorables para nuestra compañía, que garanticen el equilibrio financiero en el corto, medio y largo plazo. Los buenos CFO´s siempre llegarán a buenos acuerdos.

10. Poseen un estricto código ético. Tienen una voluntad fuerte que asegura que hacen lo correcto, manteniendo en todo momento los estándares éticos y profesionales y siendo honestos en todas las transacciones con la empresa y los accionistas.

Para muchas PYMES, a la hora de buscar un CFO con este perfil para proyectos de transición, expansión o crisis,  a veces resulta más conveniente contratarlo por un tiempo limitado que tenerlo en plantilla. En DIPCOM CORPORATE contamos con este de servicio de Interim Management o alquiler de directivos de muy alto nivel.

Otras veces, lo que necesitan las empresas es un experto independiente que planifique y controle de forma permanente la “salud financiera” de la empresa. En este caso, les aconsejo el Outsourcing financiero. Es una opción muy eficaz, rentable y barata. Cada empresa es un mundo y necesita un director financiero a su medida. Nosotros se lo ofrecemos.

Valora este artículo