8 claves para hacerse propietario de la empresa en la que trabaja

Cada vez son más comunes los casos en los que una empresa es adquirida por su equipo directivo; esto es lo que se conoce como Management Buy Out (MBO). Y es que, la compra de una empresa a través de este procedimiento puede ser un atajo para el éxito del proyecto empresarial. El riesgo es menor, la financiación es más fácil de obtener y el período de espera para un retorno de la inversión es más corto que cuando se empieza desde cero. Sin embargo, hemos de tener en cuenta que estamos ante un proceso muy complejo que no se puede hacer a la ligera.

Muchas veces, el éxito o fracaso del MBO depende de las actitudes y capacidades de los propios directivos a la hora de gestionar estas operaciones y no sólo del potencial de la empresa en sí misma (que también). Por ello, el director ideal para hacer un MBO debe contar una serie de cualidades esenciales: tener una visión clara del proyecto futuro de la empresa, saber liderar equipos, creer en la viabilidad del proyecto, ser capaz de asumir riesgos, invertir en el proyecto y hablando claro, dejarse la piel como gestor.

Para muchos directivos se trata de su primera aventura empresarial, la primera vez que dejan su zona de confort y su relativa seguridad para hacer frente a nuevos desafíos como propietarios. Esto es muy satisfactorio a nivel profesional, claro. Pero, por otro lado, ser dueños de nuestro propio destino trae consigo una serie de dificultades, primero a la hora de comprar la empresa, y después de gestionarla. Hay que saber prevenirlas en la medida de lo posible. Estas pequeñas claves pueden ayudarle en el camino.

  1. Asegúrese de que el proceso de adquisición sea trasparente

Uno de los momentos más delicados para el equipo directivo que quiere lanzar un MBO sobre la compañía en la que trabaja se produce en los momentos de negociar la adquisición de la compra. Si el proceso de compra no se lleva a cabo de forma completamente transparente puede que sea visto como juego sucio por parte de la actual propiedad de la empresa, ya que el equipo directivo tiene cierto poder para poder sabotear otras opciones de venta que no sean el MBO y que no estén alineadas con sus intereses. En pocas palabras, a pesar de la ventaja que puedan tener frente a otros posibles compradores, actúen con honestidad.

  1. Ponga mucha atención al análisis de viabilidad 

El análisis de viabilidad es el pilar del MBO, donde se desarrollará el plan de negocio, la determinación de la estructura financiera y la búsqueda de capitales. Sus elementos clave incluyen varios aspectos: comprobar y confirmar la ventaja competitiva de la empresa, una descripción del funcionamiento del negocio y de los activos principales, un perfil del equipo directivo, así como una visión de conjunto de los empleados, requisitos de financiación y una indicación del posible coste de la adquisición. Las proyecciones deben ser positivas, plausibles y específicas. Hagan que resulte atractivo para los inversores.

  1. Debe haber un líder

Puede que varios directivos o incluso empleados, hayan invertido lo mismo en el MBO, por lo que pensarán que ocupan el mismo cargo en el negocio. Y esto no funciona así. Es esencial que se definan los cargos. Ninguna organización puede operar sin un líder. Aunque las compañías MBO suelen tener una importante cultura corporativa, requieren la presencial de un líder fuerte y capacitado. Ojo, no estoy llamando al despotismo. Sigue habiendo un equipo. Ser accionista significa beneficiarse directamente del éxito del negocio, de nuestro esfuerzo y el del equipo, pero siempre tiene que haber alguien que tome las decisiones difíciles y tenga la última palabra.

   4. Mantenga la codicia a raya y mire a largo plazo

Hay diferentes fuentes de financiación – bancos, financiación corporativa, inversores privados financiación publica, etc. – con distintos costes y atributos. Los bancos son la forma más barata de financiación, pero pondrán normas estrictas, (ya lo explique en este artículo sobre formas de financiación alternativa). La inversión privada exige un mayor desembolso pero también es más paciente con los resultados e incluso le ayudará en el camino. Puede que quiera escoger la más barata y las que más le permita ganar a corto plazo. Pero esa no es la solución. No se trata de correr los 100 metros lisos, sino de un maratón, por lo que  la  fuente de financiación debe aportarle estabilidad y ayudar a la empresa a crecer. No se financie exclusivamente sobre deuda bancaria.

   5.  El Capital de Riesgo es su un gran aliado

Dicho lo anterior, hago especial hincapié en el matrimonio entre el Capital de Riesgo y el MBO, ya que, es sin duda una buena forma de promocionar la evolución económica de PYMES o empresas con un buen recorrido mercantil en riesgo de desaparición. Su uso es positivo siempre que estemos frente a un grupo jurídico-fiscal muy profesional y poseamos el asesoramiento adecuado.

  6. Anticipese a posibles problemas que puedan romper el pacto con los accionistas y socios

Tenga en cuenta que son muchos los factores que pueden descarrilar el proceso MBO, empezando por gastos inesperados, socios que cambian los términos del acuerdo, gestores que deciden dejar de formar parte en el último momento, etc. Para todo esto, es aconsejable contar con expertos que le ayuden y orienten.

   7. Cuente con un asesor financiero (al menos)

El papel del asesor financiero es crucial para evaluar la viabilidad de un MBO. No es aconsejable que los equipos directivos se aventuren en un MBO si la probabilidad de éxito no es elevada. El asesor financiero proporciona asesoramiento imparcial y fiable sobre dichas probabilidades y sobre las fuentes de financiación más adecuadas. También es importante en las últimas fases del  proceso de compraventa de una empresa, para diseñar conjuntamente el “día después” de la transacción desde una variedad de ángulos y perspectivas. En DIPCOM CORPORATE asesoramos y apoyamos a propietario y compradores en el proceso de compraventa de empresas. Estamos en colaboración constante con inversores particulares, Family Office, Capital Riesgo y Business Angels. Además, contamos con nuestro propio vehículo inversor para ayudarle en este tipo de operaciones.

   8. Disfrute del camino

Esta puede ser (y casi con toda certeza será) la experiencia más gratificante que vivirá en su vida profesional. No se olvide de saborear el camino y aprender de los éxitos y fracasos. No desespere con las dificultades, porque merecerá la pena. Vívalo intensamente.

8 claves para hacerse propietario de la empresa en la que trabaja
Valora este artículo